Unos asientos que nos traian de cabeza

Como podemos ver cada domingo o día de fiesta en cualquier lavadero de coches, es que a cualquiera le gusta tener su coche en condiciones, limpio y bien aseado y oliendo muy bien cada vez que se abren las puertas. La verdad que es justo en esos días cuando te das cuenta que tu marido no es el único obsesionado que se levanta un domingo sin apenas desayunar a lavar el coche, sino que cientos o miles de personas en general hombres suelen hacer lo mismo. Que pasa que en nuestro caso a pesar de ser mi marido muy cuidadoso los asientos se han estropeado en demasía con el paso del tiempo, no sé si han sido los niños o el simple tejido que no era tan bueno como nos lo pintaron al comprarlo, claro te subes en él y te da la sensación de estar en un sitio muy viejo y desaliñado a pesar de estar súper limpio. Hemos puesto muchas fundas pero al final se acaban dando de sí y quedan peor que los propios asientos, por eso ahora que viene su cumpleaños he decidido comprarle unos asientos nuevos que estoy segura que le encantarán.

Por supuesto quiero que sea una sorpresa y no sé muy bien ni dónde acudir no es que yo sepa mucho del tema y la verdad quiero acertar con la compra e invertir bien mi dinero. Tengo varias personas con opiniones varias, unos me dicen que vaya a un desguace donde seguro que por poco dinero encuentro unos asientos de la misma marca de coche en muy buen estado y otros me dicen que eso lo compre nuevo que al final me voy arrepentir si los compro de segunda mano. Por supuesto para gustos los colores y cada uno desde su opinión piensa una cosa diferente, pero soy yo la que debe decidirse y pensar lo que es mejor para nosotros. He visto esta tienda de recambios en internet donde encontrarlo nuevos no sale nada caro, la verdad que me ha parecido una apuesta interesante por la que decantarme. Es verdad que como lo nuevo que lo estrenas tú no hay nada, además de la calidad que me dan y de la garantían que me ofrecen, que ante cualquier problema puedo ir a reclamar. Sin duda me quedo con lo nuevo que con lo usado hemos estado ya mucho tiempo y hemos acabado hartos.