Los deportes y el lugar donde se practican

En casa somos todos muy deportistas, cada uno practicamos uno distinto, por lo que cada uno tiene su espacio destinado para ello. A la pequeña de la casa le gusta el baloncesto y lo practica asiduamente en el pabellón municipal del pueblo, a el niño le gusta el tenis y va a jugar por las tardes al mismo pabellón, una suerte contar con un polideportivo que ofrezca una amplia gama de deportes y horarios flexibles para que todos puedan acceder a lo que les gusta. Mi marido practica con regularidad lo que hoy se llama running  que toda la vida a sido salir a correr. El sale un día sí y otro no a correr por las afueras del pueblo ya que por allí no hay tráfico y puede realizar su ejercicio con mayor comodidad. Yo soy más tranquila y me mantengo en forma realizando largos paseos por las mañanas y acompañándolo de algunos ejercicios de yoga que me permiten ser más flexible.

El yoga lo practico en casa en el patio, pongo una esterilla destinada para este fin y ahí paso largos ratos relajándome mientras que casi consigo contorsionarme. La verdad es que el sitio no acompaña mucho, lo hago en patio de casa que es todo cemento y es bastante incomodo la verdad, hoy durante mi paseo matutino he pasado por delante de una tienda cesped artificial y me ha dado por pensar que a lo mejor lo más bonito y práctico sería poner en casa un poco de césped de eses artificial que no da trabajo y queda súper bonito.

Como sé que por internet todo es algo más económico busco tiendas y encuentro césped solución una web que me ofrece lo que necesito. Y dicho y hecho, la semana siguiente ya tengo instalado un césped artificial que parece natural al cien por cien, cómodo y limpio y lo mejor súper económico. El patio parece otro, ahora todos salimos más a menudo, hemos instalado una canasta para que la niña lance algunos tiros y lo mejor es que todos acabamos jugando al baloncesto. Yo disfruto mucho más de mis ratos de yoga, incluso me estoy atreviendo con el pilates. Ahora cuando salgo por las mañanas ni siquiera recuerdo colocar la esterilla, ese césped esta tan mullidito que da gusto tumbarse sobre él. En definitiva una buena inversión en beneficio de todos.