Demandas por negligencia médica: vía contencioso-administrativa.

¿Has sufrido alguna negligencia médica? ¿ha sido dentro de un hospital público o ambulatorio? ¿y no tienes idea de cómo demandar? Bueno, tu tipo de demanda es la vía contencioso-administrativa, pero te advertimos que puede no ser tan eficaz como quisieras.

De hecho, es uno de los litigios más largos, pues suele durar entre 5 o 6 años. Sin embargo, a continuación te halaremos más detalladamente de ella para que seas tú quién decida sí hacerla o no.

Y si no tienes idea de dónde conseguir los mejores especialistas, puedes ingresar a https://www.bufetetoro.com/

Todo lo que debes saber de las demandas por negligencia médica a través de la vía contencioso-administrativa.

¿Por qué escogerla esta vía?

Si el error médico ha acontecido en un hospital público, un centro participado por cualquier ente de la Administración o un ambulatorio, la única vía para ejercer cualquier demanda es ésta.

¿Qué debemos hacer en esta vía?

Lo primero que debes hacer es realizar un reclamo al servicio de atención al paciente que tenga el departamento del hospital. Si la respuesta no es satisfactoria ¡empezamos la reclamación administrativa!

Lo segundo que debes hacer es saber si el hospital se hace o no responsable y una vez lo sepas, podrás iniciar la demanda con una participación obligatoria de tres elementos: abogado, procurador y peritaje médico.

¿Qué puede pasar durante la demanda?

  • Que se extienda entre 3 y 7 años (a menos que demandes directamente al seguro de la institución sanitaria).
  • Esta vía se usa cuando las pruebas o las lesiones no son suficientes para llegar a un juicio penal, sólo que se realiza cuando el centro es de la Administración, por lo que se busca es una compensación económica.
  • No se persigue alguna pena o condena contra el médico responsable de la falla.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de emplear esta vía contencioso-administrativa?

No tienes que pagar los gastos de la administración si llegas a perder el caso y si lo ganas menos.

Si la demanda se desestima, puedes en un plazo de seis meses apelar a ello y acudir a la vía judicial con tu demanda para un nuevo intento.

Su principal desventaja es la duración del juicio, que suele ser muy larga, de hecho, pocas veces es menor a tres años para obtener una sentencia.

¡Hemos llegado al final! ¿qué te ha parecido? ¿has tenido alguna demanda de este tipo? Sí es así ¡cuéntanos cómo fue tu experiencia!

Si no, pero crees que la negligencia médica que han cometido en tu contra puede llevar a ello, no olvides consultar a tu abogado, ya que debes valorar si realmente valdrá la pena demandar.