Cuadros baratos: ideas para colocarlos sobre un sofá

Los cuadros baratos se han puesto de moda en los últimos tiempos por una razón evidente: son espectaculares. La increíble variedad que puedes encontrar en el mercado te va a sorprender de tal forma que no será tan fácil elegir cuál es el que más te gusta. En este sentido, es importante que sepas muy bien en qué lugar deseas colgarlos.

De acuerdo con las últimas tendencias, este tipo de piezas decorativas suelen ponerse encima del sofá principal de la casa, para que tengan un verdadero protagonismo. Por lo general, conseguirás un efecto maravilloso que deja en evidencia tu intención de embellecer una estancia con un detalle único.

Además de esto, podrás resolver esa sensación de vacío que dejan las paredes que no tienen ningún elemento atractivo. En muchas ocasiones, nuestro esfuerzo queda opacado cuando no le ponemos atención a estas superficies, dejándolas sin nada llamativo que complemente la decoración.

Por lo tanto, si no sabes qué solución darle a estos espacios olvidados, no hay nada mejor que colgar unos cuadrosdecorativos que hablen por sí solos del espíritu de los que habitan en ese hogar. Dependiendo de los modelos que elijas o las imágenes que selecciones, tu casa ganará una personalidad definida que todos tus invitados envidiarán.

10 ideas para decorar con cuadros sobre un mueble

Algunos piensan que utilizar esta herramienta es algo muy sencillo, pero estas creencias se derrumban una vez que tratas de establecer la distribución adecuada de estos elementos. Por eso, nos hemos centrado en 10 ideas originales que te ayudarán a lograr este ambicioso objetivo para tu vivienda:

  • Un solo cuadro: el tamaño debe ser considerable, ya que será lo único que adorne este espacio, y deberá situarse en el centro del sofá.
  • Dos gráficos medianos y simétricos: estos deben ser del mismo tamaño, preferiblemente, con motivos diferentes. Esta opción es perfecta para salas con estilo minimalista.
  • Uno al lado del otro: utiliza varias obras, colocándolas a la misma distancia y altura. Si tienen el mismo marco, van a verse fantástico.
  • Sobre una repisa que está encima del mueble: allí podrás poner varias imágenes de tamaños distintos junto a otros objetos decorativos, como jarrones con plantas, velas, etc.
  • Un mural: recogerás los instantes más importantes de la familia, mediante varias fotografías. Lo ideal es que formen un rectángulo para que sea equilibrado.
  • Desorden consciente: se trata de usarrepresentaciones pictóricas de diferentes dimensiones, colores y estilos. Por supuesto, deben poseer una composición coherente que no se vea totalmente desordenado.
  • Una pieza grande acompañada de otras: combina la obra principal con otras cosas, como espejos.
  • Colgados con cuerdas: esta forma original le dará un toque personalizado al hogar, pues crea una distribución fuera de lo común.
  • En filas de tres: logra el equilibrio perfecto con esta propuesta.
  • Una pared llena de arte: decora el espacio que rodea al sofá con varios cuadros decorativos, para darle volumen, calidez y movimiento. Nunca te cansarás de ver este divertido rincón de tu morada.

La ventaja que nos da esta alternativa es que no necesitas gastar mucho dinero para emular una decoración como las que aparecen en las revistas. Con una pequeña inversión, lograrás tener tu propio paraíso lleno de cosas que se identifican contigo y que revelarán tu verdadera personalidad.

Ahora bien, recuerda que decorar este lugar donde pasas buena parte de tu vida cotidiana va más allá de la moda, ya que se trata de que te sientas a gusto con lo ves y orgulloso de lo que lograste. Dale alas a la imaginación y atrévete a crear ese sitio que tanto soñaste con cuadros modernos y baratos.