Cómo preparar la mejor cerveza artesanal para principiantes

Consejos y enseñanzas sobre cómo preparar la mejor cerveza artesanal

 

¿Estás comenzando a preparar cerveza artesanal? Seguramente ahora te volviste el amigo más popular de tu grupo. Si realmente querés volverte el centro, y que piensen en vos como el genio de la cerveza artesanal, seguí leyendo este artículo. También podés acceder al siguiente link, en donde vas a encontrar una guía sobre todos los elementos necesarios para la fabricación del brebaje.

Una vez que hayas empezado en este camino de la cerveza artesanal, ya no hay vuelta atrás. Varios grupos de personas se reúnen mes a mes para hacer demostraciones de cerveza artesanal, y ya tenés un lugar reservado. Empezá con entusiasmo y paciencia, que todo aquello que coseches ahora dará los mejores frutos que podrás probar.

 

No es fácil comenzar tu propia línea de cerveza artesanal, se requiere una gran cantidad de conocimiento como de dinero invertido en el equipo necesario. Así que, si recién estás iniciando, y apenas tenés una idea sobre cuáles son los materiales, viniste al lugar correcto. Acá te vamos a enseñar cuáles son los materiales básicos que componen el equipo de cualquier cervecero.

Esperamos que esta guía te sea de ayuda, y que comiences con muchos más ánimos a crear tu propia cerveza artesanal. No olvides que la creación de cerveza es tanto un arte como una ciencia.

Comenzando por el equipo básico

Para poder preparar cerveza se requiere todo un equipo diseñado específicamente para ello, ¡a ponerse a buscar los materiales! Lo primero a conseguir es un fermentador, que se va a encontrar cubierto mientras la levadura se encuentra activa. No todos los materiales son apropiados para esta tarea, busca un recipiente de acero inoxidable, o vidrio de alta calidad.

 

Lo segundo que se va a necesitar es una trampa de aire, mejor conocida como airlock. Este es el dispositivo que va a permitir escapar el dióxido de carbono del fermentador. Otro elemento muy importante es el tubo para envasar cerveza, el cual tiene forma de J. Este pequeño amigo sacará la cerveza al final del proceso de fermentación, sin alborotar los sedimentos del fondo.

Una manguera flexible y un termómetro de hasta 200ºF son elementos indispensables en la fabricación de la cerveza artesanal. Y ambos son muy sencillos de conseguir en cualquier ferretería, o tienda de insumos de cervecería artesanal. Por último, se necesitará un colador fino, una olla grande de un mínimo de 5 galones de cerveza, y una balanza para pesar los ingredientes.

Por último, no hay que olvidarse de comprar todos los productos de limpieza y esterilización que sean necesarios para la preparación de los alimentos y los materiales. La limpieza no es trivial en este tipo de rubro, ya que evita bacterias y contaminantes que puedan afectar el proceso. Tené mucho cuidado con los productos que utilices, o afectarán el sabor de la cerveza.

Comenzando a preparar tu propia cerveza

Trata de trabajar siempre con los ingredientes más frescos posibles, ya que te permitirán elaborar una cerveza de mejor calidad. Considerá siempre que la malta, los lúpulos y la levadura no hayan pasado su fecha de caducidad, y almacenalos correctamente. Los granos se guardan en un lugar fresco y seco, y la levadura líquida y los lúpulos dentro de la heladera.

Cuando estés terminando de preparar la cerveza, un pequeño consejo es que la enfríes lo más rápidamente posible. Esto reducirá la posibilidad de infección, y el incremento de proteínas y taninos dañinos. Una opción para enfriar rápidamente el brebaje es con un enfriador de mosto de inmersión, una buena inversión para mejorar la calidad de tus creaciones.

 

Otro consejo muy importante es que no dejes nunca de controlar la temperatura durante la fermentación. Hay diversos métodos para mantener la temperatura constante, y a lo largo del tiempo irás adquiriendo nuevas técnicas. Una de ellas es colocar los envases fermentando en un área fresca, envueltos con toallas húmedas ante un ventilador andando.

Aumentando el conocimiento

Parecerá un poco obvio quizás, pero la clave de la creación de la mejor cerveza artesanal radica en nunca dejar de adquirir conocimiento. El aprendizaje, y en esto los mejores cerveceros están de acuerdo, no es algo que en algún momento se detenga. Siempre estás a tiempo de adquirir un conocimiento nuevo, una técnica nueva, o de conocer un sabor nuevo.

¿Y qué mejor fuente de conocimiento qué los libros? Invertir en una pequeña biblioteca de elaboración de cerveza artesanal te permitirá ir creciendo a su par en tu aprendizaje. A partir de toda la información que logres ir adquiriendo a través de los años, podés tomar este conocimiento de referencia. E incluso, ¿por qué no? podés desafiarlo con nuevas ideas propias.

Otra cuestión que podría interesarte son los intensos debates que radican actualmente en relación a la cocción de la cerveza. Algunos de temas más candentes son la aireación del lado caliente, y la importancia del descanso proteico. Otro tema bastante interesante es la decocción, y su efecto en la formación de sabor.

Siempre es bueno que estés al tanto de estos debates, y cuáles son los conocimientos base sobre los que se aprontan sus hipótesis. Tomar partido, o tener tus propias ideas o creencias te permitirá crecer como persona y como cervecero. Nunca es tarde para aprender algo nuevo, perdé el miedo e intentá aproximarte al debate científico en el que siempre serás bienvenido.